Prueba de sonido

Probando, probando, uno, dos tres, probando, probando. –Dijo Nacho Pilas cuando salió del cuarto de atrás corriendo para contestar el teléfono. Se alargó la garganta con un sonoro carraspeo y cogió el auricular.

-Buenos días. –Dijo al teléfono.

-¡Hay Daniela! Pensé que era un cliente. ¿Qué horas son?

-Sí, sí, ¿dormidos? No para nada andamos allá atrás desayunando. Sí, sí. Ok. Nos vemos al rato. Órale.

Wey, Daniela ya viene para acá, la cita con Agromercados es en una  hora. –Me gritó.   

-Puso en stereo el cd de Moby Play a todo volumen y comenzó la carrera de obstáculos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *