la vida pasa, hoy pasa y yo

-Mi Roy, hoy voy a tocar en el Juli. –Me dijo Nacho Mágico.

El Juli se había vuelto como el barecito fresa de moda en el centro, estaba en la casona de los conco patios. Por supuesto nosotros no teníamos para pagar la entrada ni para comprar una cerveza ahí adentro.

-No te apures, a las 9 empieza. Ustedes se van a la cocina, ahí hay un descanso que está justo detrás del escenario. –Nos dijo Nacho Mágico a Daniela y a mí.

Esa noche nos lanzamos a escucharlo, Nacho Pilas, Daniela, Miros y yo. Apenas si cabíamos en el rincón, y de tanto en tanto nos rolábamos la chela.

Yo sabía que Nacho Mágico ensayaba Flamenco, pero nunca lo había visto u oído cantar con acompañamiento. Y si canta muy muy chido. Estaba en el escenario con Adelina que fue la primer bailarina del ballet nacional de Cuba; a la guitarra estaba Josué que también viene de cuba y toca de no mames; y Miguel estaba tocando el cajón flamenco.

Que pinche espectáculo más chingón. El lugar estaba lleno, ya no cabía un alma. Y la neta se veía delicioso lo que estaban sirviendo para la cena. Pero el Mágico de tanto en tanto veía con una caguama y unos canapés que se chingaba de la cocina.

Cuando terminó el concierto, nos fuimos todos caminando unas cuadras hasta a la casita del terror. Wey, la neta es que el concierto en el Juli estuvo Chido. Pero en la casita, la siguieron y neta estuvo mucho mejor. No mames, Adelina y otra chica bailando con Nacho, ahí me enteré que era el tableado. Josué a la guitarra y todos cantando rolas de Tomatito, camarón de la isla, Manzanita, etc. Yo no había escuchado a ninguno de ellos.

Y luego Mágico nos contó la historia de un compositor de flamenco que tras terminar de grabar una canción murió de una sobre dosis, y que todos apuntan que fue un suicidio, según esto. Y la rola en cuestión de este compositor se llama “Lo bueno y lo malo”. Wey, hasta se me enchina la piel cuando la escucho, no sé. Tiene algo. Y te juro que tengo la voz del Mágico grabada. “Paso la vida pensando en lo bueno y lo malo.

Mi mente está triste me siento algo extraño,
mi cuerpo se agota mi alma lo nota,
de ver en el mundo me tira de otra oca,
la loca envidia que trae la mentira
palabras tan falsas que por mi mente pasa, hoy pasa y yo…
El tiempo se pasa y los años me cansan,
de ver la mentira que traen gente vana,
mi tiempo está en vilo yo sé que me pasa
mentiras, palabras y todo es una falsa
hoy tengo un momento de ansias con ganas
quisiera decir lo que siento en mi alma
la vida pasa, hoy pasa y yo…
y en mí, y en mí, y en mí,
en mi mundo nuevo lo voy a olvidar
las aventuras que he podido vivir
en mí, y en mí, que yai que yai
no aguanto más, mi historia es así,
y en mí…
que por mi mente pasa, hoy pasa y yo…”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *