La mutación del nahual

En mi sueño, yo me encontraba sentado en un peñasco en lo alto del cerro del Xicuco, era de noche y la pálida luz de luna me dejaba ver una parte del valle del mezquital.

Entonces vi como una figura humana se acercaba en la oscuridad hasta donde yo estaba. Era un hombre y portaba un sombrero ranchero. Por su aspecto y su manera de caminar deduje que era un campesino de la zona.

Se sentó junto a mí y comenzamos a hablar.

-Mira, este eres tú. Me dijo y alzó su mano derecha que mantenía con el puño cerrado con los dedos hacia arriba. Abrió su mano y observé una mariposa nocturna, una polilla parda, era grande, casi del tamaño de la palma de su mano.

-Solo tu sabes si te transformas en tu nahual. –Me dijo. Y acto seguido, la paloma nocturna comenzó a mutar hasta convertirse en un gran búho gris. El animal aleteo dos veces y se fue volando por la cima del volcán. En ese momento me desperté.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *