La casita del terror, así apodó la mamá de Miroslava a la casa ubicada en la calle de Luis Pasteur 64 en el centro de Querétaro.

Yo alquilé un cuarto en la casa en principios del año 2000, y para el verano mis dos roomies se habían marchado. Por lo que me quedé como único inquilino. A partir de ahí, la casa se volvió un punto de encuentro, principalmente de noche.

¿Alguna vez estuviste en la casita del terror?

Algunas de las historias y encuentros que sucedieron ahí.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: