Iaz Galo Solé

Para esto, entre Daniela, Nacho Pilas y yo habíamos creado Iaz Galo Solé, una pequeña agencia, los tres nomás, y hacíamos publicidad, diseños y estrategias de ventas para pequeños negocios. Nacho diseñaba, Dan era la de relaciones públicas y yo me enfrascaba en las ideas.

Digamos que sacábamos para los gastos, Nacho había dejado de vivir en el DF y se había venido a vivir a la casita conmigo. Algunos de los clientes eran antiguos empleadores, como la fábrica de jeans de San Martín Texmelucan a la que le hacíamos los diseños de sus etiquetas. La Óptica Tula, a la que les hacíamos carteles, posters, spots de radio. Y algunas otras en Querétaro que nos daban para pagar la renta y las cervezas.

Un día llegó Nacho Mágico y nos dijo que en su trabajo estaba buscando quién les hiciera un estudio de mercado y unas propuestas para una marca de café. Fue así que empezamos a trabajar en un proyecto con agromercados, que era una empresa que habían formado algunas cooperativas de café del sur de país, con la intensión de crear sus propios productos y venderlos en el mercado local. Fue la primer vez que escuché hablar del sello Fairtrade, comercio justo y productos bio y/o orgánicos. Desde ahí los tres Nacho Pilas, Daniela y yo, quedamos ligados a este sector.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *