Crí, crí

-No, no es que no tenga nalgas. Lo que pasa es que camino diferente. –Le dije a Daniela y a Nacho mientras ella conducía su auto.

Ambos explotaron en carcajadas, y ya sabes para la efusividad de Daniela casi suelta el volante en plena carretera.

-¡No manches Rojo¡ -Me dijo llorando de la risa Daniela. Nacho dile algo a tu amigo.

-Wey en serio, no es que no tenga. Sino que al caminar…  -Ya mejor decidí parar mi argumentación antes de que Daniela nos estrellara contra el acotamiento.

-Crí, crí. Dijo Miroslava

-¿Qué es el crí crí?

-¡Wey! es cuando alguien dice un chiste tan malo, que nadie se ríe y lo único que se escucha al fondo el pinche grillito. Dijo MIroslava tan pausadamente como una maestra de kínder.

-Y aquí el pinche Roy es el campeón, nomás abre el pico y le sale un pinche ¡Crí, crí! –Dijo ella.

-Lo que pasa es que no entienden mis chistes. Todos se callaron.

-criiiiiii criiiiii. Dijo Miguel abrazándome.

-No mames pinche Roy.

-Y deja les cuento lo que nos dijo en el coche. –Dijo Daniela.

-No, no porfa –Dije yo demasiado tarde.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *