¿Qué es el inconsciente?  Si la consciencia es como una lámpara que alumbra en la oscuridad. ¿Que hay más allá de los límites de la consciencia?

Aquí una breve historia del inconsciente.

Sócrates 470 a.C. – 399 a.C.     Inconsciente: La voz interior.

El demon o deimon era una figura extraña que en tiempos de Homero fungía como un genio protector, simbolizaba la fortuna, pero también el destino.

Para Platón, fue más bien una entidad intermedia entre los hombres y los dioses, un mensajero pero también una guía hacía el Hades al momento de la muerte.

Para Sócrates esta entidad habitaba en su interior y esta voz en algunas ocasiones le indicaba, el que no hacer.

“Innumerables son los senderos de nuestras vidas pero pocos son aquellos por donde los démones conducen a los hombres” (Sobre el demon de Sócrates, 586A)

En esta cita, parece que los démones, son las entidades que nos ayudan a tomar decisiones.

“El demon de Sócrates nunca había sido una aparición sino la percepción de una voz o la intelección de palabras que se le comunicaban de una forma extraordinaria, como también durante el sueño no se habla realmente, pero creemos oír voces, al recibir impresiones y percepciones de palabras”.

René Descartes 1596 – 1650  El inconsciente: El genio maligno.

“Supondré, pues, que no un Dios óptimo, fuente de la verdad, sino algún Genio Maligno de extremado poder e inteligencia pone todo su empeño en hacerme errar; creeré que el cielo, el aire, la tierra, los colores, las figuras, los sonidos y todo lo externo no son más que engaños de sueños con los que ha puesto una celada a mi credulidad…”

Aunque también, según la biografía de Descartes, cuenta que un ángel de la verdad, le predijo que iba a tener tres sueños reveladores, esa noche del 10 de noviembre de 1619, Descartes tuvo una serie sueños, que influyen en su decisión de dedicarse a la investigación. Es curioso que de estos sueños, dependa el racionalismo moderno.

Johann Gottlieb Fichte 1762-1814. El Inconsciente: El no-yo.

 “El yo y el no – yo son ambos igualmente productos de acciones primitivas del yo”.

Arthur Schopenhauer  1788 – 1860   El Inconsciente: La Voluntad.

El sostenía que solo mediante la introspección es posible conocer la esencia del Yo. También denominó a la Voluntad, como un ser o esencia de carácter metafísico que se manifiesta en el mundo natural. Siendo la voluntad, el fundamento, el núcleo de la realidad misma de las cosas.

Karl Robert Eduard von Hartmann 1842 – 1906  El inconsciente: Lo Absoluto.

Tanto los sucesos naturales como los psíquicos, así como su aparente finalidad, sólo pueden explicarse suponiendo que el Principio del Ser, lo Absoluto, es lo Inconsciente. Lo Inconsciente es lo incon­dicionado, lo que no puede a su vez explicarse por medio de ninguna rela­ción; es el fundamento del mundo, en el cual éste se auto despliega y mani­fiesta”.

Lo Inconsciente, considerado como Absoluto, abarca la Naturaleza y el Espíritu, y, por consiguiente, se sitúa por encima de la Voluntad schopen- haueriana y de la Idea hegeliana; en realidad, lo Inconsciente tiene como atri­butos irreductibles la Voluntad y la Idea. Manuel Pérez Cornejo Profesor de Filosofía Madrid.

Friedrich Nietzsche  1844 – 1900 El Inconsciente: El instinto.

“En los sueños repetimos el pensamiento de la primitiva humanidad”.

“¿Qué es lo que sabe propiamente el hombre de sí mismo? ¡La naturaleza le oculta la mayor parte de las cosas, incluso de su propio cuerpo, para mantenerlo desterrado y encarcelado en una conciencia orgullosa y malabarista, insensible a las sinuosidades viscerales, al rápido flujo de la corriente sanguínea, y a los complicados estremecimientos de las fibras!…

A estos instintos naturales, que no pueden exteriorizarse, que son inhibidos y que “se almacenan” en el mundo interior del hombre, ése es el origen de la “mala conciencia”. 

“Todo el mundo interior, originariamente delgado, como encerrado entre dos pieles, fue separándose y creciendo, fue adquiriendo profundidad, anchura, altura, en la medida en que el desahogo del hombre hacia afuera fue quedando inhibido”. 

Sigmund Freud 1856 – 1939 El inconsciente: Lo reprimido.

“El inconsciente de un ser humano puede reaccionar al de otro sin pasar por el consciente”.

“La interpretación de los sueños es el camino real al conocimiento de las actividades inconscientes de la mente”.

Entre 1900 y 1905 Freud utilizó la analogía de un iceberg para referirse a la parte de la mente consciente, aquella que está en la superficie, el preconsciente la memoria accesible, y la mayor parte que yace sumergida e inaccesible a la mente consciente, a la que llamó, inconsciente.

Freud creía que existía una disociación entre el inconsciente y el consciente, siendo la primera el refugio de traumas simplemente porque estas situaciones sobrepasaban a la consciencia. Y de tanto en tanto estos traumas se manifestaban o salían a la superficie en forma de sueños, o si eran muy intensos podían desencadenar un en un padecimiento mental.  Sostenía que la mayoría de los procesos mentales son inconscientes.

Carl Gustav Jung  1875 –  1961 El inconsciente colectivo: La historia de la humanidad representada en arquetipos y por si mismos tienen vida propia.

Para Jung el inconsciente no sólo contiene elementos personales sino también elementos impersonales, colectivos, en forma de categorías heredadas o arquetipos y para designarlo propone el término conocido como inconsciente colectivo.

“El inconsciente colectivo es la historia de la humanidad desde tiempos inmemoriales”. Es como la programación humana almacenada en nuestro cerebro.

Si algo me queda tatuado de la teoría del inconsciente colectivo de Jung. Es que siento que pudo condensar ideas anteriores y antagónicas. Para él La esencia del  inconsciente colectivo se inscribe a través de símbolos y metáforas en los arquetipos, y estos a su vez, se transmiten a través de ritos, mitos, leyendas y tradiciones en una comunidad. Pero también surgen en el inconsciente personal a través del arte y de los sueños. Cada arquetipo tiene un significado oculto para la mente consciente. Si un arquetipo sucede o se manifiesta en tu vida o en tu entorno, entenderlo, hacerlo consciente, es indispensable.

“Filemón y otras figuras de la fantasía me llevaron al convencimiento de que existen otras cosas en el alma que no hago yo, sino que ocurren por sí mismas y tienen su propia vida”.

André Breton 1896 – 1966  Inconsciente: El automatismo.

«El surrealismo se basa en la creencia en la realidad superior de ciertas formas de asociación desdeñadas hasta la aparición del mismo y en el libre ejercicio del pensamiento. Tiende a destruir definitivamente todos los restantes mecanismos psíquicos y a sustituirlos en la resolución de los principales problemas de la vida». El manifiesto del surrealismo.

Cadavre exquis (Cadáver exquisito) Es una técnica de creación creativa, que desarrollaron los surrealistas en el cual una persona continua una frase o dibujo a partir de lo que hizo alguien más sin pensar, solo por la obra del automatismo. Buscando la mínima intervención de la consciencia.

Jacques Lacan 1901 – 1981 El inconsciente? Lo aún no comprendido.

Lacan utiliza la figura topológica de la banda de Möbius para representar su noción del sistema consciente-inconsciente: así como en la banda la cara interna se vuelve externa y nuevamente interna, en cierto momento lo inconsciente puede volverse consciente y viceversa.  Zak de Goldstein.

En la psicología cognitiva. A partir de la decada de 1950.

El Inconsciente: Un sistema de procesamiento de la información que opera al margen de la consciencia.

Tras los estudios en este campo resalta el hecho que el Inconsciente procesa gran cantidad de información de manera automática, mucho mayor al procesamiento de información consciente. En los que incluyen procesos como, el lenguaje, el pensamiento, las emociones, la atención, la memoria, la percepción.

El inconsciente es un sistema paralelo que funciona eficazmente con información adquirida previamente por la consciencia. Como conducir, escribir, hablar. El inconsciente pude realizar muchas tareas a la vez, pero solo con aquellas que ya conoce.

“Todo estímulo sensorial, antes de acceder a consciencia, ya ha sido procesado de forma inconsciente al máximo nivel de abstracción posible” Marcel, 1983.

______________________

Algunos episodios en los que describo mi interacción con lo inconsciente.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: