!Mi inconsciente lo sabía¡

En el sueño, aparecía mi hermano, tenía cara de preocupación, miré a mí alrededor y comprobé que nos encontrábamos en un departamento pequeño. Alguien tocó el timbre. Mi hermano palideció. Me asomé por la ventana y había un tipo haciendo señas para que bajara. Bajé las escaleras y abrí la puerta. El tipo me comenzaba a decir que mi hermano le debía dinero, y que estaba tratando de engañarlo. 

Desperté con el corazón sobre saltado en medio de la noche y quise contactar a mi hermano en México, pero no lo hice, me tranquilicé y bajé a tomar agua. Mañana lo haré pensé, para ver si todo está bien.  

Por la mañana olvidé el sueño, pero a medio día recibí una alerta de mi banco en México, revisé el correo y vi que alguien acababa de sacar treinta mil pesos de mi cuenta de banco. Inmediatamente entré en la banca en línea y vi que efectivamente, alguien en México lo había hecho y el día anterior (que por el cambio de horario de Francia a México correspondía al momento de mi sueño) había retirado seis mil pesos.

Llamé de inmediato a mi padre para prevenirlo ya que él estaba en México y es el único que podría ir al banco para tratar de bloquear la cuenta. Él se sorprendió de mi llamada, y cuanto le conté lo sucedido, me calmó y me dijo. Perdón pero me había llegado una nueva tarjeta y como pensé que era un dinero que tenía guardado lo utilicé. Yo confió muchísimo en mi padre, pero también sé de qué pata cojea. A veces

¿Curioso sueño? Sé que muchas veces los sueños son simulaciones, como sugiere Stephen Laberge, pero de cuando en cuando ¿Será que nos previenen?

Anécdotás del inconsciente

Deja un comentario

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: